Los cinco términos más recientes de marketing digital que deberías conocer

con No hay comentarios

 

mesa de una terraza de bar en Amsterdam donde se ven las cervezas a medio acabar, los cafés, unas gafas de sol y otros objetos de turistas

Asistí recientemente a una clase magistral que era apuesta segura antes de ir, porque la daba Pedro Rojas (@seniormanager) en la Universidad de Barcelona.

 

El retorno de la inversión (ROI) en conocimiento práctico, útil y valuoso cuando inviertes tu tiempo en asistir a una clase del “Senior” Rojas es siempre muy próximo al cien por cien, y esta vez tampoco fue menos.

En una hora explicó sencillamente lo que tal vez aprenderías leyendo al menos diez libros o artículos que hubieras recibido por diez vías diferentes en diez días ni siquiera consecutivos, y además todo lo explicado tiene en común que son términos muy útiles para estar al día en el mundo digital, y especialmente si te dedicas a él.

Me parecieron especialmente interesantes cuatro anglicismos, y el otro es la base fundamental del trabajo de un social media manager profesional , lo incluyo para quién se lo quiera tatuar o pegar con un post-it en la frente. Aquí van las definiciones que he creado para explicar cada uno, por orden alfabético:

 

Atracción:

(nombre femenino). Finalidad última para la cual deben utilizarse las redes sociales. Debes intrigar, sorprender y cercar a la audiencia más adecuada para el negocio de tu empresa, y lo más difícil, mantener la atención de esta audiencia en el tiempo para que, eventualmente, quieran visitar la página web de tu empresa, se informen sobre lo que se vende, confíen e incluso se planteen probar comprando alguno de los productos/servicios que se ofrecen. Los tres índices que te demostrarán si lo estás consiguiendo o no son:

  • El mayor número de visitas a la página web
  • El mejor posicionamiento de la página web en buscadores (causa y también consecuencia)
  • La creciente base de datos de clientes potenciales
  • No confundir con venta (€€€), puesto que la práctica puede llevar a frustración y engaño.

 

“Hay que publicar lo que a tu público objetivo le pueda gustar,

no lo que te guste a tí” (al que publica)

Pedro Rojas (@seniormanager)

 

F.O.M.O (fear of missing out):

panel con posters que anuncian eventos culturales de la ciudad de Amsterdam, hay muchos y muy variados respecto a los géneros

[acrónimo inglés, traducción: miedo a quedarse fuera (fig)]. Síndrome de dependencia de algunas personas a las redes sociales, que se caracteriza por la ansiedad y la preocupación por perderse algo de lo que pase a su alrededor, entendiendo por “alrededor” no el mundo real, sino las propias redes sociales.

Puede diagnosticarse a simple vista porque quién lo sufre lleva siempre el teléfono móvil (soporte de consulta más popular para las redes sociales) en la mano, lo consulta impulsivamente en periodos de tiempo cada vez más cortos e incluso lo prioriza en presencia de personas reales a su alrededor o en situaciones consideradas clásicamente como “sociales”: comidas, celebraciones presenciales con familia y/o amig@s, conciertos, eventos, etc.

L@s afectad@s se caracterizan por un nivel de conversación muy básico y auto-excluyente que sólo consiste en experiencias de vídeos visionados, falta de opiniones propias e incapacidad para priorizar y filtrar toda la información que reciben a través de sus redes sociales que, lógicamente, son numerosas.

 

 

Nomofobia:

(nombre femenino, del inglés NO-MObile-PHOne-phoBIA, traducción: fobia a no disponer del móvil). Síndrome de dependencia de algunas personas al teléfono móvil, que se caracteriza por una sensación de inseguridad y vulnerabilidad al no poder disponer inmediatamente del aparato físicamente o bién de conectividad (falta de cobertura, wi-fi, saldo de datos) para cualquiera de los servicios que presta.

Puede diagnosticarse a simple vista porque quien lo sufre lleva a cabo acciones desesperadas y sin razón para recuperar el teléfono móvil o la conectividad a toda costa, por ejemplo, en caso de pérdida, robo o incluso de descuido propio (volver a casa a buscarlo). La misma reacción también se da ante la falta de cargador u otros accesorios del teléfono, como los auriculares manos libres.

L@s afectad@s se caracterizan por un síndrome de abstinencia parecido al que sufren los que dejan de fumar o beber alcohol, puesto que miran con envidia y deseo a la vez a la gente que va hablando en voz alta con los auriculares puestos o se sienta en las zonas de enchufes habilitadas en los centros comerciales. Está relacionada con el síndrome F.O.M.O. definido anteriormente.

vista panorámica de un parque en Amsterdam con gente sentada o tumbada sobre el césped con poca sombra, bicicletas,gente pasando o tomando el sol

 

Shadow ban:

[nombre masculino, del inglés shadow (sombra), ban (prohibición, censura), traducción: censura oculta]. Censurar a un@ usuari@ sin que éste lo sepa (en la sombra) para evitar que publique contenidos en una red social.

Se da fundamentalmente en las redes sociales para “penalizar” lo que las normas de utilización de la red social en cuestión consideran prácticas no permitidas por su manual de uso, es decir, lo equivalente a la negación del derecho de admisión en un club o discoteca por no cumplir con el código de vestuario.

La mala noticia ya hemos dicho es que no se notifica la sanción al@ usuari@, simplemente éste@ puede constatar una nula o anormalmente baja repercusión de sus publicaciones (trabajo en vano), la buena noticia es que no es permanente, y se puede solucionar recuperando la confianza de los “comisarios” de la red social a la que se haya perjudicado. Si el tema te preocupa, existen herramientas para detectarlo y también te explican cómo revertirlo. La recomendación sería no pasarse de list@ en las redes sociales para ahorrarse la reconstrucción de la buena reputación.

 

Showrooming:

(nombre masculino, traducción: sala de exposición). Se llama así a la práctica que llevan a cabo algunos consumidores consistente en visitar las tiendas “tradicionales” para tocar y oler las mercancías que, finalmente, van a comprar en una tienda virtual, a precio más bajo. Así que hoy en día el lema ya muy viejo del “busque, compare y si encuentra algo mejor….” podría acabar con un “…cómprelo desde su portátil” (o teléfono móvil).

Las marcas más grandes que cuentan además con tienda on-line ya han aprendido a no enfrentar el comercio en la red con el presencial, y por eso ofrecen facilidades para que los clientes puedan recoger o devolver su pedido on-line desde sus tiendas físicas.

Pero, ¿y las marcas que solamente venden on-line? ¿cómo convencen a l@s clientes que necesitan satisfacer otros sentidos además de la vista y el bolsillo para comprar? Pues creando un espacio físico que no puede llegar a llamarse tienda tradicional, por todas las razones que puedes apuntar después de ver este vídeo:

 

¿Este vídeo no te invita a dejar algún comentario?, o tal vez algunos de los términos definidos en este escrito….si quieres compartirlos con los demás lectores, no te cortes. Gracias.

Dejar un comentario